fbpx

Seguro que en alguna ocasión habras oído decir: el líder X no sabe gestionar personas, no se lleva bien con nadie de su equipo y los resultados no le acompañan.

Desde la perspectiva de los empleados no hay tantos Gerentes excelentes, según arrojan algunos estudios.

Ha llegado el momento de que admitamos que  hay margen de mejora en la forma en que gestionamos a las personas en una organización. Es evidente que es una posición compleja en la que conseguir acertar siempre en la toma de decisiones no es fácil. Te presento 10  claves para ser un Líder más efectivo:

1. Descubrir nuestra “Área Ciega”

Saber lo que nuestro equipo piensa acerca de nuestro estilo de liderazgo puede ser muy revelador y, a menudo, es el motor más poderoso para el cambio. El uso del feedback 360 es interesante porque recibes comentarios de tu personal, compañeros y superiores jerárquicos, es importante crear un espacio de confianza en el que las personas se puedan expresar con sinceridad y sin temor a represalias. Además comunique a todos los participantes de la encuesta que el objetivo que persigue es mejorar su estilo de liderazgo.

2. Comunica a tu equipo el por qué de ciertas decisiones.

Invertir en comunicar las acciones o decisiones es una buena manera de que tu equipo se sienta respetado y considerado. Un componente crítico del liderazgo efectivo es obtener la aprobación de su equipo y colegas. Es posible que su equipo no siempre esté de acuerdo con lo que se está haciendo, pero es más probable que lo respeten y colaboren de mejor grado si se toma el tiempo de explicar su razón de ser.

3. Confíe en sus empleados.

Empodere a sus equipos, déles la libertad de tomar medidas y tomar decisiones. La confianza es un componente vital del liderazgo. Si no puedes confiar en que tu equipo hará bien su trabajo, entonces tienes a un equipo mal seleccionado, o tienes a las personas adecuadas, pero no las has formado lo suficiente. Deje trabajar a las personas, sin estar encima de ellos todo el tiempo controlando qué hacen en cada minuto.

4. Escucha, escucha, escucha

Si hay personas infelices o descontentas en su empresa, puede garantizar que en algún momento hayan tratado de decirle cuál es el problema. Es probable que no estuvieras escuchando (o que no quisieras escuchar), o tal vez tu reacción inicial hizo que la persona lo pensara dos veces antes de presentarte el problema. Verdaderamente escuchar es una de las mejores habilidades para desarrollar, independientemente de tu rol. Los buenos oyentes están genuinamente interesados, transmiten empatía y quieren descubrir qué hay detrás de la conversación. Los grandes líderes son excelentes oyentes, sin excepción.

5. Deja de proporcionar soluciones

Los gerentes a menudo logran sus puestos después de ser especialistas técnicos, por lo que tendrán una opinión o visión sobre cómo “arreglar” situaciones o problemas. Creen que es más rápido decirle a alguien lo que debe hacer o hacerlo por sí mismo que darles la oportunidad a sus empleados de resolverlo. Al proporcionar siempre las respuestas, los gerentes les quitan la oportunidad a sus empleados de aprender y encontrar formas alternativas (y potencialmente mejores) de hacer las cosas.

6. Siempre sea constructivo, siempre

Las habilidades de lenguaje y comunicación separan a los grandes líderes de los mediocres. No seas condescendiente ni seas crítico con los demás: asume la responsabilidad total de cómo te escuchan. Si se da cuenta de que va a hacer comentarios negativos, respire y reformule sus palabras para transmitir su mensaje sin el vínculo emocional. Los grandes líderes siempre encuentran una manera de decir las cosas con calma y de manera constructiva.

7. Juzga tu éxito por el éxito de tu equipo

El verdadero éxito de un líder puede medirse por el éxito de las personas que trabajan para ellos. Como gerente de otros, su principal responsabilidad es garantizar el éxito y el desarrollo de su equipo. Si tienen éxito, tendrá éxito automáticamente. Concéntrese en desarrollar sus habilidades y eliminar obstáculos en su camino. Si puede lograr esto, verá los resultados en la productividad, la motivación y la satisfacción de sus empleados. Esto a su vez se filtra a los resultados finales.

8. No haga las cosas solo porque “se verán bien”.

Nada es más transparente que los gerentes que toman decisiones y se comportan de forma sencilla para verse bien ante sus superiores. Si quiere mejorar como líder, una de las cualidades que necesita es integridad. La integridad para tomar decisiones porque son correctas, y la integridad para ponerse de pie cuando usted realmente cree en algo no es lo mejor para el negocio. Si es o no en su mejor interés personal es mucho menos una consideración.

9. Incluye humor en tu dieta

A nadie le gusta trabajar en un entorno que no tiene ninguna diversión. Las personas son más productivas cuando se divierten. Crear un lugar de trabajo donde la diversión sea permitida y fomentada puede marcar una diferencia significativa, y es aún más efectivo cuando el jefe participa. Aumenta el espíritu de equipo y alienta a las personas a verte como una persona, no simplemente como el jefe.

10. Permita que la gente conozca el verdadero usted

Ser abierto acerca de usted ayuda a derribar las barreras que la jerarquía establece. Cuando sus empleados conocen a la persona que está detrás de la fachada, ahí es cuando comienzan a sentar las bases de un buen liderazgo: confianza y respeto.

Megan Tough, directora de Action Plus, está apasionadamente comprometida con ayudar a las personas a avanzar en sus negocios y carreras. Trabaja a nivel internacional con proyectos emprendedores para acelerar su desarrollo y crear vidas profesionales más gratificantes desde el punto de vista financiero y personal. Visítela en la web en [http://www.megantough.com] para obtener más información.

 

 

ENVIAREMOS TU CLAVE Y USUARIO POR EMAIL

Hemos enviado a tu correo las credenciales de acceso

Abrir chat
1
¡Hola! Soy David ¿en qué puedo ayudarte?
Powered by