Siento que no lo hice mal, pero tampoco sé si realmente lo hice bien… ESCUCHAR en IVOOX

SIENTO QUE NO LO HICE MAL, PERO TAMPOCO SÉ SI REALMENTE LO HICE BIEN…

¿Alguna vez te has hecho esta misma pregunta al Hablar en Público? Si es así, bienvenido a esta web y a este Episodio de La MAGIA del SERVICIO al CLIENTE. Este tema ve la luz gracias a Patricia Isabel desde Argentina, la cual me trasladaba esta pregunta y qué mejor que compartir mi respuesta en el Podcast.

Esto que nos traslada Patricia Isabel es muy común, en ocasiones por vergüenza, timidez, inexperiencia al hablar en público o temor al rechazo no solemos preguntar a nuestra Audiencia, a nuestro público qué les ha parecido o qué se llevan de nuestra Presentación.

Por tanto, preguntar, es un ejercicio que nos hará crecer como Oradores y cada vez nos sentiremos mucho más cómodos; como me decía mi querido amigo Manolo González, de Bilbao, llegaremos al “Disfrute Escénico”.

Y no se trata de que cuando ese momento llega uno sea el mejor Orador del mundo, ni mucho menos, pero me siento reflejado al 100%, disfruto hablando en Público en la actualidad, porque ya lo pasé mal en mis inicios y porque hoy en día me centro más en APORTAR CONTENIDO de VALOR a mi Audiencia y menos en cómo lo hago (que también me interesa, y por eso les pregunto, para seguir creciendo)

Llegados a este punto ¿quieres saber las 5 ESTRATEGIAS para SABER si tu mensaje llega a tu Audiencia y si tu mensaje transmite?

  1. Preparación, la cual se divide en 3:
    1. Preparación
    2. Preparación… y…
    3. Preparación. Si quieres estar segura y confiada de lo que vas a compartir a tu público, cuanto más ensayes y más trabajes en tu contenido más segura te encontrarás y esa misma impresión causarás en tu público o en tus Clientes.
  2. Planifica SIEMPRE 2 ó 3 OBJETIVOS para tu Presentación y, no te los quedes para ti, compártelo con tu público. ¿Qué quieres transmitir? ¿Qué deseas que aprendan? ¿Qué te gustaría que recordaran? PIÉNSALO: sin objetivos no hay rumbo, ¿verdad que a si tu GPS no le indicas la dirección no sabes adónde llegarás? Pues con una Presentación o una Exposición en Público sucede lo mismo.
  3. Piensa en términos de BENEFICIOS para tu AUDIENCIA. Aquel orador que piensa más en lo que quiere entregar a sus Clientes, en el VALOR que les puede REGALAR o brindar es quien tiene MÁS ÉXITO. Además, es quien SABE ESCUCHAR mejor a su público. Recuerda SIEMPRE que, a las personas les suele gustar hablar de lo que a ellos le interesa y prestan más ATENCIÓN a quiénes tienen esto PRESENTE.
  4. Contrasta o Coteja constantemente lo que TÚ DICES, con lo que ellos Escuchan. La capacidad humana para mantener la Atención es muy limitada, suelo hacer un ejercicio con un Folio en mis cursos que refleja esto muy gráficamente (otro día os lo cuento…) Te interesa saber si cuando dices A entienden A, en vez de B o si dices A (mayúscula) lo entienden del mismo modo (en vez de a, minúscula) Como decía Humberto Maturana: “Yo soy absolutamente RESPONSABLE de lo que DIGO e IRRESPONSABLE de lo que TÚ ESCUCHAS… ¿Quieres conocer cómo sigue la Frase? ESCUCHA EL PODCAST para saber cómo continúa…
  5. Pide Feedback, no te conformes con un simple: “Está muy bien” o “muy interesante” Éstas suelen ser frases hechas para “quedar bien”, ser corteses o cordiales con el orador. Si te dicen eso pregunta ¿POR QUÉ? Ya verás cómo, en muchas ocasiones, aparecerás aspectos de mejora, que te servirán para otras presentaciones y para crecer como Orador.

ESCUCHA el EPISODIO COMPLETO AQUÍ.

Con afecto, David Blanco Pérez

1
¡Hola! Soy David Blanco, ¿en qué puedo ayudarte?
Powered by