Érase una vez un Cliente que deseaba darse de baja de un servicio que no utilizaba.

 

Cansado de enviar correos electrónicos, sin éxito, y sin obtener una respuesta convincente, hubo algo que colmó su paciencia y fue que le volviesen a facturar el servicio tras varios correos demandando la baja.

Lo que colmó, definitivamente, su paciencia fue que en uno de los últimos correos la empresa le pidiese que se dirigiese a ella en inglés, con la expresión que sirve de título a esta entrada “Please, explain in English”.

Así fue como el CLIENTE decidió pasar a la ACCIÓN, concretamente en Twitter y citando a la empresa, con el objetivo de aprovechar el PODER de las Redes Sociales.

Llegados a este punto, por las fotos podréis ver que el cliente soy yo, me decidí a traducir mi texto de queja en 10 idiomas diferentes, con el objetivo de demostrar que cuando uno quiere puede entender al Cliente.

Chino…

Ruso…

Francés…

En su idioma, inglés, por si aún no tenían traductor online…

Y, hete aquí mi SORPRESA, ¡al fin! 2 meses después, la empresa en cuestión se dirige en mi idioma y me pide disculpas por lo sucedido, facilitándome un correo electrónico diferente.

Tras enviar un nuevo correo, a los 10 minutos me cancelaron el servicio y devuelven las 3 últimas cuotas, las cuales, en efecto, me han devuelto. Y, como me gusta ser agradecido, reconozco su REACCIÓN. ¡Es de sabios RECTIFICAR!

Esta historia demuestra el PODER que los CLIENTES tenemos en las REDES SOCIALES y cómo las Empresas, para evitar males mayores y el poder de propagación, el VIRUS, deciden ACTUAR de inmediato.

¿Qué os parece? ¿Una empresa ha de dirigirse al Cliente por mail en su idioma o adaptarse al del cliente cuando se trata de una Reclamación?

 

1
¡Hola! Soy David Blanco, ¿en qué puedo ayudarte?
Powered by